En 2016 Mark Zuckerberg, Presidente de Facebook, subió una foto a su cuenta personal para celebrar los 500 millones de usuarios de Instagram. La respuesta inmediata de los miles de usuarios no fue de celebración, sino de preocupación. Al fondo, del lado izquierdo de la inocente fotografía, en un segundo plano improvisado, se veía claramente cómo la cámara de su Apple notebook estaba tapada con una pieza de tape. Las teorías se dispararon rápidamente para responder… ¿Está aceptando tácitamente el empresario joven más importante del mundo que todos nuestros dispositivos son remotamente hackeables? Lo único cierto es que ese mismo año Facebook invirtió 13 millones de dólares en medidas de seguridad.

 El nuevo debate surgió el año pasado cuando los internautas empezaron a señalar a Google por supuestamente escuchar conversaciones para colocar publicidad que va de acuerdo a los intereses de los usuarios. En medio de este debate, el famoso youtuber Mitchollow, realizó un experimento en directo, en el que usó Google Chrome para descubrir si su micrófono grababa sus conversaciones incluso cuando su buscador no estaba en uso. Empieza su experimento mostrando un tema a la cámara para testear si es posible que sus acciones estén siendo vistas y luego se traducirán en publicidad; pero el experimento falla y las páginas no le muestran publicidad dirigida. En la segunda parte de su test opta por hablar unos minutos acerca del mismo tema y repetir varias veces las palabras clave. Después de un poco tiempo abre páginas al azar y en la primera web que consulta ve publicidad del producto que estaba mencionando.

Este video ha sido reproducido más de 13 millones de veces.

Las historias de virtuales “coincidencias” dan la vuelta a la web y diferentes estudios se han realizado hasta el momento para comprobar o negar la participación de las grandes compañías en estos eventos. Patrick Wardle, exempleado de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos y de la NASA que se enfoca en la seguridad informática, le dijo a la BBC que no cree que las grandes empresas se dediquen a espiar por el teléfono, pero que “existe el peligro de que aplicaciones más pequeñas, de terceros, puedan estar haciéndolo”. “El problema es que no sabemos cuáles usan los datos del micrófono de manera legítima. No tenemos garantías”.

Académicos de Northeastern University de Massachussetts son responsables de una investigación que intentó determinar si existen apps que graban a los usuarios y luego venden la información a las grandes empresas informáticas para crear publicidad dirigida; sin embargo, en su informe no se ha podido probar que las apps almacenen audio, aunque sí encontraron evidencia de tráfico de capturas de pantalla.

Los expertos ofrecen recomendaciones de seguridad para disminuir el riesgo de hackeo o rastreo, pero se resumen en una muy importante: estar siempre alertas y cuidar la información, todo dispositivo con wifi puede ser intervenido.

FUENTES

https://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-mark-zuckerberg-tapa-webcam-ordenador-201606221255_noticia.html

https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20180504/443209404047/google-escuchas-telefono-espionaje-privacidad.html

https://www.bbc.com/mundo/noticias-44724389

https://www.xatakandroid.com/seguridad/intentan-averiguar-nuestros-moviles-nos-escuchan-descubren-apps-que-graban-pantalla